Preguntas frecuentes sobre la Epilepsia y su tratamiento

 

Con motivo del Día Internacional de la Epilepsia desde MIPSALUD queremos rendir un homenaje a los padres de los pacientes que están siendo tratados habiendo sido diagnosticados de epilepsia.

Cuando el neurólogo propone el estudio adecuado ante una sospecha de epilepsia, confirma el diagnóstico y propone un tratamiento, surgen inevitablemente una serie de preguntas:

Cuando el neurólogo propone el estudio adecuado ante una sospecha de epilepsia, confirma el diagnóstico y propone un tratamiento, surgen inevitablemente una serie de preguntas:

  • ¿Por qué mi hijo o hija tiene epilepsia?
  • ¿Cuál es el plan de tratamiento?
  • ¿Será eficaz?
  • ¿Tendrá efectos secundarios la medicación?
  • ¿Cuánto tiempo tendrá que seguir el tratamiento?
  • Si presenta convulsiones, ¿qué debo hacer?
  • ¿Corre peligro su vida?
  • ¿Podrá seguir realizando las mismas actividades que hasta ahora?
  • ¿Qué debe evitar?
  • ¿Cuántas horas debe dormir?
  • ¿Puede jugar con la consola o con el móvil?
  • ¿Debo comunicarlo en su colegio?
  • ¿La evolución será la misma que la de un conocido de la familia?
  • ¿Debemos vigilarlo continuamente?

 

dia mundial de la epilepsia

 

Estas y muchas otras cuestiones inquietan y, con frecuencia angustian, a padres que generalmente han presenciado alguna de las crisis de su hijo o hija. Esta experiencia resulta especialmente dura al desconocer la trascendencia que puede tener el presentar una crisis epiléptica y la duda de si supone esto un riesgo vital.

Ante esto el médico debe explicar de una manera clara todos estos puntos. Es la buena información la que tranquiliza a los padres. No se trata del comienzo de una enfermedad “obscura y estigmatizante”. Se trata de conocer el tipo de epilepsia que padece su familiar; el por qué y cómo se producen esas descargas excesivas que realiza ocasionalmente el cerebro; si puede existir un factor genético o una causa identificable; el hecho de que en un alto porcentaje de casos se pueda prevenir de forma efectiva la repetición de las crisis sin que se tengan que producir cambios significativos en el modo de vida; la existencia actualmente de un amplio abanico de fármacos antiepilépticos que ofrecen eficacia sin tener que por ello pagar un precio en efectos adversos; toda la información necesaria y el apoyo de un equipo médico, generalmente multidisciplinar, para conseguir este fin; y, siempre, el mejor consejo y la búsqueda de la mejor opción terapéutica.

Al final, esa colaboración estrecha entre padres y equipo médico es la que consigue devolver la tranquilidad a la familia y permitir que el paciente, en la mayoría de los casos, continúe realizando una vida como la que llevaba hasta ahora. Esta colaboración es imprescindible para que el sufrimiento inicial de la familia ante lo desconocido se transforme en una actitud positiva ante un problema de salud para el que hoy día existen muchas soluciones.

Dr. Carlos Escamilla. Neurólogo. MIPSALUD

Si tiene dudas sobre epilepsia u otros problemas de salud, puede contactar con nuestros profesionales de diferentes especialidades desde nuestra sección de contacto.

Pide Cita