Tratamiento de trastornos del apetito | anorexia, bulimia y obesidad

Endocrino especialista trastornos de la conducta alimentaria (TCA): anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y obesidad

anorexia-nerviosa medico

Anorexia

Trastorno de la alimentación en el cual una persona presenta miedo a engordar y obsesión por reducir su peso por debajo de los niveles saludables. Esto puede llevar cuadros graves de desnutrición.

tratamiento de bulimia madrid

Bulimia

Trastorno del apetito en el que un individuo ingiere gran cantidad de alimentos para después deshacerse de ellos mediante vómitos y otros métodos para evitar aumentar de peso.

obesidad-tratamiento endocrino

Obesidad

El exceso de grasa corporal es un problema cada vez más común en la población, ocurre por diversos factores y origina otras enfermedades coronarias, diabetes y varios tipos de cáncer.

trastornos del apetito madrid medico

Otros trastornos

Además, en MipSalud tratamos otras enfermedades que alteran la conducta alimentaria como el trastorno alimentario compulsivo, el trastorno de rumiación y el trastorno por evitación.

Cita con nuestros expertos en trastornos alimentarios de Madrid

Tratamos todos los tratornos de alimentación y sus posibles consecuencias metabólicas.

1 + 4 =

Calle del Conde de Aranda, 15, 28001 Madrid

doctor mipsalud
trastornos de la alimentacion clinica en madrid

Clínica de tratamiento de trastornos de la conducta alimentaria

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria, también llamados TCA por sus siglas, son problemas psicológicos graves que provocan que una persona siga unos patrones de alimentación que son perjudiciales para su salud física y mental. Estas patologías pueden ocurrir en hombres y mujeres de cualquier edad, pero existe una mayor repercusión en mujeres, sobre todo durante la adolescencia y la juventud. A pesar de que existen diferentes trastornos alimentarios, todos tienen en común que el afectado presenta una fuerte falta de autoestima, obsesión con el peso y preocupación excesiva por su figura corporal. A continuación, enumeramos algunas de las condiciones que pueden aumentar el riesgo de sufrir una de estas enfermedades:

Factores de riesgo de bulimia, anorexia, obesidad y otros trastornos:

  • Antecedentes familiares y herencia: Los genes pueden influir en la forma en que tu cuerpo controla el apetito y quema calorías, algunas conductas heredadas como el perfeccionismo también pueden aumentar el riesgo de sufrir un TCA.
  • Estrés, ansiedad, depresión o trastorno obesivo compulsivo: Existe mayor riesgo en las personas que no tienen un equilibrio emocional y presentan problemas psicológicos.
  • Dietas y ayunos: Pasar hambre con dietas estrictas o ayunos puede afectar al cerebro, modificar nuestro apetito y cambiar la relación que tenemos con los alimentos.
  • Entorno social y económico: Algunas amistades, la sociedad moderna occidental, comer comida ultraprocesada por no tener acceso a alimentos saludables y una educación inadecuada, pueden aumentar el riesgo de estos problemas.
  • Sedentarismo: La falta de actividad física y pasar muchas horas frente a una pantalla son una causa del aumento de obesidad y otros trastornos del apetito.
  • Edad: Los adolescentes y adultos jóvenes son los que más sufren trastornos alimentarios. En la etapa de la adolescencia es cuando comienzan a precipitarse en mayor medida estos trastornos, manteniéndose en gran parte de los casos en la adultez. Por lo que, cuanto antes se detecte y se intervenga mejor pronóstico de recuperación habrá. Además, actualmente existe un aumento de los casos en la etapa adulta.
  • Falta de afecto: El sentimiento de carencia de lazos afectivos y de relaciones de confianza pueden precipitar hacia la bulimia y la anorexia.
  • Baja autoestima: Las personas con autoestima más baja pueden refugiarse en los alimentos de forma compulsiva o confundir la delgadez con la aceptación social.

Síntomas que pueden alertarnos de un TCA:

Algunos de los patrones que nos pueden alertar de que existe un trastorno de la conducta alimentaria son: omitir comidas, comer más rápido de lo normal, comer altas cantidades de alimentos calóricos, abusar de los suplementos, ejercitarse en exceso, tener obsesión por el físico y el peso, temor a engordar, ir al baño inmediatamente después de las comidas, comer a escondidas, tener los ojos y nudillos enrojecidos, presentar pérdida de esmalte dental y variar de peso de forma repentina.

Enfermedades asociadas a los trastornos del apetito y de obesidad:

Estas enfermedades son una espiral de angustia y sufrimiento para el paciente, que además, desarrollará enfermedades en su organismo. Pueden provocar la desnutrición e incluso la muerte y son una causa importante de suicidio. Es conveniente conocer los TCA (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) y saber detectarlos y diagnósticarlos lo antes posible, ya que su incidencia está aumentando en las sociedades modernas del primer mundo. La pandemia de COVID-19 ha disparado los casos de anorexia y bulimia debido al aislamiento y la ansiedad, aquí puedes visitar nuestra sección sobre secuelas de COVID-19. Las patologías asociadas más frecuentes son las siguientes:

  • Deshidratación (insuficiencia renal)
  • Enfermedades coronarias
  • Caries y problemas de encías
  • Problemas en la menstruación
  • Problemas digestivos
  • Trastornos psicológicos
  • Pensamientos suicidas
  • Estreñimiento y hemorroides
  • Daños en el pancreas y diabetes tipo 2

Prevención y tratamiento:

En nuestra unidad especializada en trastornos alimentarios de Madrid tratamos estas enfermedades mentales con un equipo multidisciplinar compuesto por un endocrino y un grupo de psicólogos. Aplicamos terapias cognitivo-conductuales junto a la educación nutricional necesaria para la recuperación. Además, realizamos una serie de exámenes previos para detectar cualquier daño que se haya podido provocar el paciente con sus malas prácticas alimentarias. De esta forma podremos diagnósticar, prevenir o tratar cualquier patología y evitar que nuestro paciente tenga secuelas.

Los trastornos de alimentación con mayor incidencia

Los trastornos de la conducta alimentaria son enfermedades que pueden producir grandes daños en la salud física y mental. Las consecuencias de no tratar estos desórdenes a tiempo pueden ser fatales, ya que la persona puede desarrollar problemas de corazón, intestino, esófago, huesos, dientes, boca, riñones y otras patologías. Entre las TCA, la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno alimentario compulsivo tienen una mayor incidencia, todas ellas se caracterizan por una obsesión por el peso, la estética y la comida. Por ello, incluimos la obesidad entre estas afecciones, ya que se trata de otro problema de base alimenticia muy común entre la población que puede originar enfermedades potencialmente letales.

Anorexia nerviosa

  • Es una enfermedad mental que lleva a un individuo sano a distorsionar su imagen y a tener una obsesión por bajar de peso hasta límites peligrosos para su organismo. Para ello, restringirá la ingesta calórica de forma radical, hará uso de laxantes, suplementos dietéticos, realizará ejercicio de forma exagerada y realizará cualquier práctica que le permita perder más peso. El mayor problema de la anorexia es que el individuo seguirá teniendo miedo a engordar por muy delgado que esté. Es un problema con un trasfondo emocional en el que el cerebro suele asociar la delgadez con la autoestima. El tratamiento tiene que ser de larga duración y debe abordarse desde diferentes frentes en paralelo. Será esencial contar con un equipo compuesto por un endocrino nutricionista especializado en TCA y profesionales de la salud mental que tengan experiencia en este tipo de trastornos. En estadios avanzados de anorexia, puede ocurrir que la vida de una persona corra peligro, en ese caso habrá que hospitalizar al paciente de forma urgente para estabilizarlo antes de empezar un tratamiento. 

Bulimia nerviosa

  • La bulimia también se caracteriza por una obsesión por adelgazar o mantener un peso bajo, pero, a diferencia de la anorexia, el individuo que la padece realiza la ingesta de grandes cantidades de alimentos muy calóricos para después provocarse el vómito con los dedos, realizar ejercicio exagerado o consumir laxantes. El bulímico vive en este eterno ciclo de descontrol en el cual se esconde para darse «atracones» de comida y luego procede a vomitar para no aumentar de peso. Puede llegar a realizar esta práctica varias veces al día durante meses como método de «purga», ya que es consciente de que su alimentación no es normal y es su manera de sentirse aliviado. Estas personas suelen estar en un peso medio, por lo que es complicado detectar este trastorno alimentario y esto lo hace aún más peligroso. Algunos síntomas de esta enfermedad son: mucho tiempo realizando ejercicio, acudir al baño después de cada comida, ojos rojos al salir del baño, consumo de diuréticos, eméticos, laxantes y suplementos adelgazantes. El tratamiento se aborda desde el mismo enfoque multidisciplinar que la anorexia y se pueden recetar algunos medicamentos antidepresivos (fluoxetina) junto a la terapia.

Trastorno alimentario compulsivo

    • Padecer este trastorno alimentario hace perder el control e ingerir grandes cantidades de comida de forma recurrente. Una persona tiene esta enfermedad si realiza estos «atracones» al menos una vez por semana durante tres meses o más. A diferencia del paciente que sufre anorexia o bulimia, este no vomita la comida, ni realiza ejercicio intenso o restringe su ingesta calórica. El trastorno alimentario compulsivo también tiene base en la salud mental y una alta incidencia que, además, va en aumento. Estas personas a menudo tienen sobrepeso u obesidad, comen cuando no tienen hambre, comen rápido y hasta estar muy llenas, tienen sentimientos de culpa tras los atracones y pueden preferir comer solas por vergüenza.  Será necesario aplicar un tratamiento psicológico junto a una terapia nutricional y algunos casos pueden requerir medicación (inhibidores del apetito y antidepresivos). 
tratamiendo-diabetes-en-Madrid

Problemas de obesidad

    • Una persona tiene obesidad cuando la cantidad de grasa en su cuerpo está por encima de los niveles saludables para el buen funcionamiento del organismo. El índice de masa corporal o IMC se calcula dividiendo el peso en kilos entre la altura al cuadrado en metros. Un IMC por encima de 25 indica que un individuo presenta sobrepeso y por encima de 30 revela un problema de obesidad. Estos niveles de grasa en el cuerpo disparan el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, patologías cardíacas, problemas en la vesícula biliar, colesterol elevado, problemas de tiroides y daños en los riñones, esófago, colon y páncreas que pueden derivar en cáncer. Además, una persona obesa puede esconder trastornos alimenticios que es necesario tratar ya que son parte del problema. La obesidad es una enfermedad muy seria que hay que abordar de forma multidisciplinar. En los tratamientos que ofrecemos en MipSalud intervienen endocrinos, nutricionistas, psicólogos y cirujanos de nuestra unidad de obesidad que realizarán cirugía bariátrica cuando sea necesario.

Dudas frecuentes sobre trastornos de alimentación, anorexia, bulimia y obesidad

¿Cuánto influye el factor hereditario en las probabilidades de obesidad de una persona?

El componente hereditario es un factor de riesgo para desarrollar obesidad. Determinados genes que heredamos pueden influir en la facilidad de nuestro organismo para acumular grasa e incluso en nuestros hábitos alimenticios y nuestro metabolismo. Por ejemplo, la presencia de dos copias del gen FTO (gen de materia grasa y obesidad asociada) hace que un individuo tenga un 50% más de probabilidad de desarrollar obesidad.  Sin embargo, el mayor riesgo de obesidad viene dado por el estilo de vida, los factores ambientales, los malos hábitos y la ausencia de ejercicio.

¿Cómo puedo evitar que mis hijos desarrollen problemas de anorexia o bulimia?

Si tu hijo o hija ya presenta algunos de los síntomas de los que hemos hablado en esta página, no debes intentar tratar estas enfermedades por tu cuenta. Acude a un centro especializado para empezar un tratamiento profesional lo antes posible. Si tus hijos no presentan ningún problema, pero te preocupa esta posibilidad, puedes hacer muchas cosas para guiarlos correctamente en sus conductas alimentarias. Promueve un estilo de vida saludable como rutina de vida y no hables del peso, ayúdales a que tengan confianza en si mismos por cualidades que no tengan que ver con el aspecto físico, no hables de dietas y disfruta de comidas en familia.

¿Hay que obligar a comer a una persona que está enferma de anorexia?

No. Obligar a comer a una persona con esta enfermedad solo puede agravar el problema y ocasionar un mayor rechazo hacia la comida y hacia su propia familia. La anorexia es un trastorno mental complejo que debe de ser tratado por un psicólogo y un endocrino en paralelo. La persona tiene que entender su necesidad humana de comer y ser consciente de los procesos mentales que la han llevado a vivir en una distorsión de su imagen. Solamente en los casos de anorexia más graves será necesaria la hospitalización y alimentación por sonda.

¿Cuánto dura el tratamiento de un trastorno de conducta alimentaria?

Los TCA son trastornos de alta complejidad, por lo que es difícil responder a esta pregunta. El tiempo de tratamiento dependerá del estado emocional y físico de cada paciente cuando iniciemos el tratamiento. Estas patologías no se pueden abordar con prisa, ya que el enfermo puede reaccionar de forma adversa si el ritmo no es el adecuado y esto puede ser contraproducente para la evolución de la enfermedad. En MipSalud ponemos al paciente en manos del mejor equipo profesional y humano posible y proporcionamos terapias personalizadas para que el paciente sea consciente de su problema. Sin embargo, el apoyo psicológico que reciba la persona en su entorno cercano es de vital importancia para alcanzar la recuperación total.

Equipo TCA | Desórdenes alimenticios

Endocrinología y psicología para el tratamiento de trastornos de la conducta alimentaria

Dr. Miguel Camblor Álvarez

Dr. Miguel Camblor Álvarez

Endrocrinología

Dr. Iván Martín Villa

Dr. Iván Martín Villa

Psicología

Dra. Rocío Delgado Iglesias

Dra. Rocío Delgado Iglesias

Psicología

Dra. Raquél Cruz Carpena

Dra. Raquél Cruz Carpena

Psicología

"Ha sido un alivio encontrar esta clínica en el centro de madrid. Además del tratamiento endocrino tienen psicólogos muy buenos".

Martín

"llevamos tiempo asistiendo a esta clínica por un problema de anorexia de nuestra hija. Son grandes profesionales y muy cercanos".

Anónimo

"Llevo años con muchos problemas de alimentación serios, me recomendaron esta clínica y de momento estoy contento y avanzando.

Francisco

Pide Cita