Piedras en los riñones | Causas, síntomas y tratamiento

Prevención y tratamiento de cálculos en los riñones, litiasis renal o cólico nefrítico | Clínica en Madrid

piedras en los riñones o calculos

Prevención

Gracias al progreso en el conocimiento de los mecanismos responsables de la formación de los cálculos renales, hemos desarrollado métodos de prevención que evitan los problemas metabólicos o minerales.

diagnostico de piedras en el riñon

Diagnóstico

Realizamos el diagnóstico de litiasis renal por sintomatología, análisis de orina y sangre, ecografía, radiografía y TAC de abdomen. Además, analizamos la composición de los cálculos expulsados para enfocar nuestro tratamiento.

tratamiento de calculos en los riñones madrid

Tratamiento

Procedimientos mínimamente invasivos con analgésicos, medidas dietéticas, tratamiento endourológico y litotricia extracorpórea por ondas de choque. El objetivo de nuestros tratamientos es siempre el de evitar la reaparición.

¿Necesitas acudir a una consulta por un problema de piedras en el riñón?

Tenemos a los mejores doctores de Madrid para problemas de cálculos renales y cólicos nefríticos

14 + 6 =

Calle del Conde de Aranda, 15, 28001 Madrid

doctor mipsalud
piedras en los riñones tratamiento madrid

¿Por qué se forman los cálculos renales? ¿Hay varios tipos?

Para explicar la formación de los cálculos en los riñones, primero tenemos que explicar cuál es la función de estos órganos tan importantes para nuestro organismo. Los riñones son órganos vitales que forman parte del aparato urinario, se encargan de mantener la sangre limpia de desechos, purificada y en un equilibrio químico adecuado. Tienen forma de alubia y el tamaño de un aguacate, se encuentran encima de la cintura, en la parte posterior, detrás del hígado y el estómago. Estos dos órganos se encargan de filtrar la sangre por completo cada hora para eliminar todos los productos dañinos del metabolismo y los alimentos. A su vez, realizan una recuperación de las sustancias que son útiles para el equilibro de la sangre (agua, glucosa, potasio, etc.). Finalmente, liberan tres hormonas muy importantes: calcitriol, renina y eritropoyetina. Cuando hay demasiada concentración de sales y minerales en la sangre, estas dejan de encontrarse en su forma diluida para pasar a cristalizarse y formar cálculos nefríticos o litiasis renal.

¿Qué son y cómo se forman los cálculos renales?

Lo cálculos renales o nefrolitiasis, comúnmente llamados «piedras en el riñón», son masas minerales sólidas de pequeño tamaño que pueden aparecer en el tracto urinario y los riñones. Cuando una persona tiene sobresaturación de minerales en la orina, se origina un proceso de cristalización, formación y crecimiento de estos cálculos. Los cálculos están compuestos principalmente por calcio, oxalato y ácido úrico, pero pueden contener otros elementos como el carbonato y la cistina. La mayoría de pacientes que sufren litiasis o cólicos renales tiene algún problema de absorción, metabólico, de excreción, de alteraciones de PH de la orina o bien una carencia de citrato y magnesio (actúan como inhibidores de la formación de cálculos). Después de su formación, estas «piedras» pueden permanecer en los riñones o viajar por el tracto urinario originando mucho dolor.

Los factores de riesgo o causas principales de litiasis renal son:

  • Herencia genética
  • Haber tenido cálculos previamente
  • Deshidratación
  • Cirugía y enfermedades digestivas
  • Alimentación y estilo de vida
  • Enfermedades e infecciones del tracto urinario
  • Problemas metabólicos
  • Abuso de diuréticos y suplementos
  • Enfermedades renales
  • Obesidad y sobrepeso

Tipos de cálculos en los riñones o litiasis renal:

En función de su composición, podemos clasificar los tipos de cálculos renales en cuatro:

  1. Cálculos de calcio: la formación de piedras de calcio es el tipo de nefrolitiasis más común, se forma cuando el calcio de la orina se combina con oxalato formando cristales, pero también puede estar formado por calcio y fosfato.
  2. Cálculos de estruvita: las piedras de estruvita, también llamadas cálculos coraliformes debido a su forma, ocurren casi siempre por una infección en los riñones o en el tracto urinario. Se producen cuando las bacterias crean un amoniaco que se combina con magnesio y fosfato para formar estos cristales. Este tipo de cálculo es más común en mujeres y puede alcanzar un mayor tamaño que los demás tipos, produciendo mayor daño en los riñones.
  3. Cálculos de ácido úrico: sucede cuando el PH de la orina es demasiado ácido, dando lugar a un nivel de ácido úrico muy alto. El ácido úrico puede formar piedras sin combinarse con otros elementos, pero también puede combinarse con calcio.
  4.  Cálculos de cistina: son muy poco frecuentes y ocurren porque un aminoácido llamado cistina tiene unos niveles anómalos en la orina debido a un trastorno genético.

Cálculos en los riñones o litiasis renal: síntomas y tratamiento

¿Cuáles son los síntomas de los cálculos renales?

  • Un individuo con piedras en los riñones puede presentar síntomas, o puede no manifestar ningún síntoma y no saber nunca que tuvo una piedra en los riñones. La sintomatología dependerá del tamaño, ubicación y composición de los cálculos. Normalmente estos indicios aparecen cuando existen cálculos más grandes que pueden desplazarse y bloquear el tracto urinario y es importante conocerlos, ya que, de no recibir tratamiento, se pueden producir daños graves en los riñones. Los más comunes son: dolor mientras orinas, dolor punzante en la espalda baja o en el abdomen, sangre en la orina, náuseas y vómitos, micción frecuente, escalofríos y fiebre.

La presentación clínica de los cálculos renales es variable:

  1. Cólico nefrítico: también llamado cólico ureteral o cólico renal, es un episodio de dolor agudo que se produce porque un cálculo impide la salida de la orina del riñón. Llega a ser muy intenso, empieza en la zona lumbar y se traslada hacia el abdomen y los genitales, además, provoca nauseas, vómitos, fiebre y sudoración.
  2. Infecciones de orina: estas no solo pueden ser causantes de los cálculos de estruvita, sino que también pueden ser un síntoma clínico de que existen piedras en los riñones.
  3. Hematuria: es la presencia de sangre en la orina. Puede ser visible (hematuria macroscópica), o puede ser imperceptible al ojo humano (hematuria microscópica). Esta sangre puede indicar que existen lesiones en el tracto urinario provocadas por el tránsito de uno o varios cálculos.

Tratamiento

  • El tratamiento a aplicar dependerá de un diagnóstico personalizado en el que identificaremos los síntomas que presenta el paciente, el tipo de cálculos renales, su tamaño y su causa. Los cálculos pequeños situados en el uréter (tubo que transporta la orina desde el riñón a la vejiga) suelen eliminarse de forma natural o mediante fármacos en su mayoría. En cambio, los casos de litiasis renal con presencia de cálculos de gran tamaño que no pueden ser expulsados, requieren la aplicación de distintos tratamientos.

Tratamiento para los cálculos no se expulsan de forma natural:

  1. Litotricia extracorporea por ondas de choque: es un tratamiento no invasivo en el que empleamos ondas de choque o sonoras para romper los cálculos en elementos más pequeños que puedan ser finalmente expulsados a través de la orina.
  2. Ureteroscopia: introducimos un tubo muy fino llamado ureteroscopio en la uretra y el ureter para acceder a la ubicación de los cálculos. Esta herramienta contiene tanto una cámara como un láser o cesta con los que podremos romper o retirar las «piedras» alojadas en el tracto urinario.
  3. Nefrolitotomía percutánea: gracias a este procedimiento podemos extraer cálculos de gran tamaño que se encuentren en los riñones. Realizamos una incisión mínima en la espalda (1 cm) para introducir un endoscopio o una sonda ultrasónica y extraer el cálculo o romperlo en pedacitos más pequeños que el paciente pueda eliminar por la orina.
  4. Nefrolitotomía: en casos muy extremos, cuando ninguno de los procedimientos mínimamente invasivos funciona, se pueden extraer los cálculos mediante esta cirugía.
cálculos en los riñones tratamiento madrid clinica

Tratamiento de cólico nefrítico

  • Un cólico nefrítico es, por lo general, la consecuencia de la existencia de cálculos renales. Estos obstruyen las vías urinarias de forma total o parcial y causan episodios de dolor que pueden llegar a ser muy intensos. El paciente presentará espasmos, dolor intermitente, malestar general, nauseas, sudoración y vómitos. Es un dolor lumbar que se puede reflejar también en toda la zona inguinal. El objetivo del tratamiento es reducir el dolor, para esto se emplean medicamentos antinflamatorios y analgésicos por vía oral o intramuscular. En casos agudos con episodios de vómito intensos puede ser necesario emplear fármacos antieméticos y protectores gástricos.

Preguntas frecuentes sobre los cálculos renales, piedras en el riñón o litiosis renal

¿Cuánto dura un cólico nefrítico?

Por lo general, un cólico nefrítico no debe durar más de unas horas, estos episodios de dolor intenso remiten y vuelven a aparecer de forma intermitente pasados unos días. Por el contrario, si existe imposibilidad de orinar, aparece fiebre, el dolor no desaparece con la medicación o se prolonga durante más de un día, se debe acudir urgentemente a un nefrólogo para que este realice un diagnóstico y descarte posibles complicaciones. Ante este tipo de síntomas persistentes debes visitar a tu doctor incluso si ya te estás medicando y has acudido previamente. 

¿Cuánto tiempo se tarda en expulsar un cálculo renal de forma natural?

Si tenemos cualquier síntoma de tener un cálculo renal de entre los que hemos indicado en esta página , lo primero que hay que hacer es acudir a un nefrólogo especializado. Nunca debemos esperar para ver si lo expulsamos de forma natural sin tener un seguimiento médico. Según su causa, tipo, tamaño y ubicación, el doctor determinará si puede ser expulsado de forma natural. En estos casos, lo normal es que el cálculo sea expulsado en un plazo de 4 a 6 semanas siguiendo unas pautas dietéticas

¿Cómo de grande tiene que ser un cálculo renal para tener que operarlo?

Antiguamente las piedras en los riñones mayores de 1,5 a 2 cm requerían una nefrolitotomía (cirugía para la extracción de cálculos). Hoy en día, gracias a los avances tecnológicos en este campo de la medicina, los cálculos renales de este tamaño pueden ser eliminados mediante cirugía mínimamente invasiva. Además, antes de llegar a este punto, intentamos fragmentar los cálculos de forma no invasiva con ondas de choque. Por lo tanto, es muy raro que hoy en día sea necesaria una cirugía.

¿Cómo puedo prevenir las piedras en los riñones?

Los cálculos renales no siempre se pueden prevenir, sin embargo, hay ciertas pautas que podemos seguir para evitar esta patología:

Bebe al menos 2,5 litros de agua o zumos de frutas al día. Mantén la orina en un estado transparente aumentando el consumo de agua. Modera el consumo de sal y proteínas. Aumenta la ingesta de alimentos ricos en citrato como el limón, la naranja y el kiwi. No realices dietas radicales que provoquen cambios de peso rápidos y limita el consumo de bebidas gaseosas.

Especialistas en litiasis renal

Nefrólogos con dilatada experiencia en la prevención y el tratamiento de cálculos renales

Dr. Alberto de Lorenzo Álvarez

Dr. Alberto de Lorenzo Álvarez

Nefrología

Dr. Antonio Fernández Perpén

Dr. Antonio Fernández Perpén

Nefrología

"Llevo años con este sufrimiento y por el momento puedo decir que el tratamiento de esta clinica me está funcionando porque no he vuelto a tener piedras ni dolores".

Hugo

"Los recomiendo por su trato cercano y relación calidad precio, además tienen doctores muy buenos y el centro el centro es muy bonito y limpio".

Merche

"No son los más baratos pero tienen profesionalidad, seriedad y tratamientos punteros".

Francisco

Pide Cita