Médicos especialistas en hígado en Madrid | Diagnóstico y tratamiento

Unidad de hepatología para el tratamiento de enfermedades de hígado graso, cirrosis, hepatitis y tumores

tratamiento para hígado graso

Hígado graso

Un exceso de grasa en las células hepáticas que puede derivar en problemas más importantes. Afecta cada vez a más población por la obesidad y la diabetes.

 

inflamación hígado hepatitis

Hepatitis

Es una inflamación del hígado debido a una infección o daño, que puede manifestarse a corto o largo plazo y se puede contraer de muchas maneras.

 

cirrosis tratamiento madrid

Cirrosis

Está relacionada con la hepatitis y el alcoholismo. Presenta un daño irreversible al hígado tras el proceso de sucesivas cicatrizaciones de los tejidos hepáticos.

médicos especialistas en hígado cáncer

Tumor de hígado

Puede desarrollarse por el avance de otras alteraciones hepáticas. Se debe a un crecimiento y/o mutación descontrolada de las células hepáticas.

Pide cita con nuestros médicos especialistas en problemas de hígado

Contacta con nuestra Unidad de Hepatología en Madrid centro y resolveremos tus dudas

6 + 11 =

Calle del Conde de Aranda, 15, 28001 Madrid

doctor mipsalud
cita con médico para revisar el hígado madrid

¿Qué es y cómo funciona el hígado?

El hígado, ubicado en la parte superior derecha de la cavidad abdominal, es un órgano fundamental en la función metabólica, ya que sirve para regular el nivel de las sustancias químicas de la sangre. Al mismo tiempo, secreta la bilis, que contribuye a transportar los desechos desde el hígado. Tiene un color marrón-rojizo oscuro, forma triangular y pesa alrededor de 1,5 kilogramos. Está compuesto por dos lóbulos, formados por ocho segmentos con pequeños lobulillos, conectados por conductos hepáticos. En total, concentra cerca del 13% de la sangre en el organismo. 

Esta sangre oxigenada que sale del estómago y los intestinos pasa por la arteria hepática al hígado, que la procesa y descompone para eliminar sustancias nocivas que no aportan nada al organismo y para canalizar los nutrientes. Una vez descompuesta las sustancias tóxicas, éstas se desechan a través de la bilis y la sangre en las heces y la orina.

El hígado tiene del orden de 500 funciones vitales. Estas son las más importantes: 

  • Producción de bilis para transportar desechos y a descomponer las grasas
  • Producción de proteínas para el plasma sanguíneo
  • Producción de colesterol y proteínas para transportar las grasas por todo el cuerpo
  • Regulación y producción de glucosa
  • Gestión de los niveles de aminoácidos en la sangre
  • Procesamiento de la hemoglobina para la distribución de hierro
  • Depuración de fármacos y otras sustancias tóxicas de la sangre
  • Regulación de la coagulación sanguínea
  • Depuración de la bilirrubina

Principales problemas del hígado

Existen numerosas enfermedades asociadas a la función hepática y que afectan directamente al hígado. Muchas de ellas revisten gravedad, ya que este organismo cumple funciones vitales.

Hígado graso

El repunte de la obesidad y la diabetes en los últimos tiempos han contribuido a que la esteatohepatitis no alcohólica, el hígado graso, sea una enfermedad cada vez más prevalente. La Asociación Española para el Estudio del Hígado calcula que un 30% de la población lo padece. El hígado graso se produce cuando se acumula mucha grasa en las células hepáticas, que suelen tener una cantidad pequeña de grasa, pero cuando suponen más de un 5% presenta problemas. Si no se detecta y trata en un estadio temprano, puede desarrollarse una esteatohepatitis grave, que facilita el concurso de enfermades cardíacas y renales.

Cirrosis

La cirrosis se produce cuando la arquitectura normal del hígado está dañada tras sufrir daños que ha ido cicatrizando. Llega un momento en que las cicatrices (fibrosis) ocupan ya mucho espacio y hacen que el hígado funcione mal. La hepatitis y el alcoholismo crónico suelen ser las responsables de estos daños a los tejidos. La cirrosis en estado avanzado es potencialmente mortal y no puede revertirse el daño al hígado, sólo controlarse. Puede desarrollarse sin dar señales al organismo hasta que se encuentra en un estado avanzado.

Hepatitis

Se manifiesta como una inflamación del hígado debido a una lesión o infección del mismo por distintas causas y que puede afectar el buen funcionamiento de este órgano. Existen varios tipos de hepatitis y puede ser una infección aguda (corto plazo) o crónica (largo plazo). Dependiendo del tipo de hepatitis, las causas son variadas, desde el excesivo consumo de alcohol hasta el contacto con alimentos o agua contaminados con las heces de una persona infectada. También puede contraer al comer ciertas carnes y mariscos o por transmisión sexual mantener relaciones sin protección.

Tumor de hígado

Existen varios tipos de cánceres de hígado, que pueden ser benignos o malignos. El más común es el carcinoma hepatocelular. Estos tumores se originan cuando las células en esta área del cuerpo comienzan a crecer de forma descontrolada debido a mutaciones en su ADN. Otras alteraciones del hígado como la hepatitis, cirrosis e hígado graso no alcohólico facilitan que se presenten a la larga cánceres en esta región. Algunos indicadores de que podemos estar ante un tumor hepático son: pérdida de peso y de apetito, dolor en abdomen, Náuseas y vómitos, fatiga general, ictericia, heces blanquecinas…

Nuestras pruebas diagnósticas y tratamientos de hepatología en Madrid

En MipSalud realizamos un diagnóstico y tratamiento integral de numerosas enfermedades relacionadas con la función hepática para atajar a tiempo complicaciones del hígado que puedan derivar en enfermedades importantes o para revertir o minimizar el daño al que se ha expuesto esta región.

Nuestras pruebas diagnósticas incluyen:

Biopsia hepática: Se extrae una pequeña muestra de tejido del hígado para examinarla al microscopio en busca de alteraciones de su composición normal.

Ecografía abdominal: Se realiza con ondas sonoras de alta frecuencia que refleja en imágenes la zona, en este casi el hígado. De esta manera se evalúa la estructura del mismo.

Elastografía hepática: Al igual que la ecografía, se realiza por imagen a través de ondas y busca la presencia de fibrosis (cicatrizaciones) en el hígado.

TAC o escáner: La tomografía computerizada se lleva a cabo para evaluar la presencia de tumores en el hígado y las vías biliares.

medico especialista en enfermedades de hígado

Tratamientos para enfermedades hepáticas:

  • El tratamiento que se lleva cabo dependerá del diagnóstico y la evaluación de nuestros médicos especialistas hígado y función hepática. Las enfermedades asociadas al hígado son numerosas y variadas. Algunos de los tratamientos más habituales de alteraciones hepáticas son los siguientes:

    Dieta: En caso de hígado graso no alcohólico, que suele estar asociado a la obesidad, los especialistas confeccionan dietas que contribuyen a bajar de peso y aliviar la grasa del hígado.

    Medicamentos: Los fármacos y antivirales están indicados como tratamientos de distintas afecciones hepáticas, en especial en el caso de las hepatitis de distinto tipo.

    Cirugía: Suele ser la opción preferente ante cánceres de hígado. En estos casos, se realizan intervenciones para eliminar las partes tumorales (extirpación) o se eliminan las células cancerosas usando corriente eléctrica (electroporación).

    Trasplantes: Se realiza ante casas de enfermedad hepática irreversible y muy avanzada, con riesgo para la vida. Se extirpa completamente el órgano y se reemplaza por uno saludable de un donante vivo o muerto.

Otros tratamientos de hepatología:

  • Además de los procedimientos habituales, en nuestra clínica realizamos tratamientos preventivos, seguimiento de enfermedades crónicas estudios y revisiones periódicas:

    Alteraciones hepáticas: estudio de alteraciones de la biología del hígado detectados a partir de revisiones periódicas de salud o de analíticas practicadas.

    Alteraciones metabólicas: estudio de las alteraciones del metabolismo del hierro para despistaje de hemocromatosis. Aplicación de los protocolos en vigor con estudio genético de la población de riesgo.

    Hepatitis aguda: estudio diagnóstico de hepatitis agudas, víricas o toxico-medicamentosas, así como su seguimiento y tratamiento.

    Hepatitis crónica: estudio diagnóstico de hepatitis crónicas de origen vírico, autoinmune, metabólico, tóxico, así como sus controles periódicos y tratamiento específico.

    Cirrosis hepática: estudio diagnóstico de enfermedad, compensada o con complicaciones, así como seguimiento y tratamiento.

    Diagnóstico precoz hepatocarcinoma: mediante controles periódicos de los pacientes de riesgo, así como aplicación de la terapéutica oportuna en cada caso.

Preguntas frecuentes sobre las enfermedades del hígado y la función hepática

¿Qué pasa si tengo la piel y los ojos amarillos?

Una coloración amarilla anormal de la piel, las membranas mucosas y los ojos es un claro indicador de ictericia, que, a su vez, delata la presencia de otras enfermedades, especialmente relacionadas con el hígado como la cirrosis y la hepatitis, aunque también puede deberse a alteraciones de otras funciones como la vesícula biliar y el páncreas. El color amarillo se debe a la bilirrubina, un subproducto de los glóbulos rojos en fase de descomposición que si se acumula produce esta coloración. Si la ictericia es persistente, hay que acudir a médicos especialistas en hígado. En ocasiones, se produce de forma transitoria por el efecto de ciertos medicamentos.

¿Cuál es la enfermedad del hígado más habitual?

El hígado graso o esteatosis, que puede ser alcohólico o no, es la enfermedad hepática más prevalente, que afecta a más del 25% de la población en distintos grados. La acumulación de grasas aumenta el volumen de este órgano. Puede no presentar síntomas o manifestarse en cansancio y malestar. Las causas más comunes del hígado graso son la obesidad y la diabetes. El exceso de peso propicia que el hígado no logre procesar toda la grasa. También es posible que se deba a trastornos metabólicos hereditarios o a causa del embarazo o ciertos fármacos. El consumo excesivo de alcohol es otro de los principales detonantes.

¿Cómo afecta el alcohol al hígado?

El hígado controla y regula la sangre y las grasas. El consumo excesivo de alcohol lo sobrecarga de trabajo y genera depósitos de grasa en las células hepáticas, ya que el hígado es incapaz de descomponer tanta cantidad de sustancias. Esto genera inflamaciones del órgano, que pueden ser pasajeras y no generar síntomas. Pero un consumo excesivo de alcohol está detrás de varias enfermedades que pueden entrañar riesgos a la salud importantes. Así, el alcoholismo crónico debilita los tejidos y células hasta provocar hígado graso, hepatitis y cirrosis. A menudo estas enfermedades no se manifiestan hasta que el daño es avanzado.   

¿Cómo sé si tengo cirrosis? ¿Cuáles son sus síntomas?

Es habitual que la cirrosis no se manifieste hasta que el daño se ha ido acumulando en los tejidos hepáticos debido a la constante cicatrización del mismo, que va sustituyendo al tejido sano. Para entonces, las alteraciones son irreversibles y sólo se pude tratar para evitar mayores complicaciones. Los síntomas son numerosos y variados. En MipSalud identificamos si están asociados a la cirrosis. Estos son algunos de los síntomas: fatiga, pérdida de apetito, náuseas, edemas, ictericia (piel y ojos amarillos), pérdida del deseo sexual, confusión, somnolencia y dificultad en el habla.  

Nuestro médicos especialistas en hepatología

Los mejores profesionales en la prevención y el tratamiento de enfermedades hepáticas

Dr. Luis Ramón Rábago Torre

Dr. Luis Ramón Rábago Torre

Digestivo

“Sospechaba que podía tener hepatitis o eso pensaba por los síntomas. Pero los médicos me hicieron varias pruebas y resultó que no era eso, aunque me han ayudado a controlar el hígado que tenía hinchado por otros motivos.”

Miguel Ángel L.

“No me importa decir que bebí mucho durante un tiempo. Vine a mip salud porque notaba que algo no iba bien. Me hicieron muchas pruebas y me han ayudado. Así que estoy agradecido."

Miriam

“Como gané mucho peso me dijeron que me mirara el hígado. Yo no había pensado que estuvieran tan relacionado pero mejor controlarlo por lo que pueda pasar. Tanto las personas de recepción como el doctor Rábago han sido muy profesionales.”

Luís Fdez

Pide Cita