Teléfono: +34 911 123 479

Tratamiento de trastornos de aprendizaje en niños | Especialistas en Madrid

Especialistas en problemas de dislexia, hiperactividad (TDAH), autismo, discalculia y otras dificultades

tratamiento dislexia madrid

Dislexia

Esta descoordinación de naturaleza neurológica en la lectura, escritura y habla es el trastorno más extendido y suele curarse antes de los ocho años de edad.

discalculia en niños

Discalculia

Conocida como la “dislexia de los números”, supone dificultades para el manejo de conceptos abstractos y numéricos: cantidades y operaciones.

médicos para autismo en niños

Autismo

El trastorno de espectro autista o TEA, Implica problemas en las habilidades sociales del niño que, a su vez, afectan a su desarrollo escolar y ritmo de aprendizaje.

tratamiento de hiperactividad madrid

Hiperactividad

El trastorno de hiperactividad por déficit de atención (THDA) afecta al aprendizaje de los niños por su incapacidad para concentrarse y fijar la atención.

Pide cita con nuestros especialistas en trastornos de aprendizaje

Un equipo de pediatras y psicólogos realizará pruebas diagnósticas y aplicará el tratamiento adecuado.

4 + 4 =

Calle del Conde de Aranda, 15, 28001 Madrid

doctor mipsalud
trastornos de aprendizaje especialista

¿Qué son los trastornos del aprendizaje?

El aprendizaje es un proceso fundamental en el desarrollo de los niños. Desde que nacemos estamos asumiendo conocimientos de manera natural y mediante estrategias académicas. Este proceso no se detiene nunca, pero la infancia y la adolescencia son cruciales. Es ahí donde se manifiestan los trastornos del aprendizaje, que impiden o retrasan la normal adquisición de conocimientos homologables con individuos de su misma edad y que pueden tratarse a corta edad desde la Pediatría. Estas disfunciones en el procesamiento de información generan una discordancia entre las habilidades propias de la edad y la inteligencia y su rendimiento en la escuela y el aprendizaje. Sin embargo, no significa que existan discapacidades intelectuales en el niño y un bajo coeficiente intelectual. De hecho, es habitual que los trastornos de aprendizaje se produzcan en infantes con inteligencia media o incluso superior a ésta, como sucede en algunos casos de autismo o hiperactividad.

¿Cómo se detectan estos problemas?

Los retrasos o anomalías en el aprendizaje suelen detectarse en el contexto de la escuela. Los propios padres o sus tutores y maestros pueden advertir estos problemas en relación comparativa con sus compañeros. Afectan sobre todo a las capacidades en la escritura y el habla, en la comunicación y sociabilidad y el cálculo matemático. Los trastornos generan una merma en la adquisición de conocimientos, pero también afectan a las relaciones sociales y la autopercepción del niño, lo que genera o agudiza afecciones de índole psicológica.

Algunos signos que avisan de la presencia de trastornos del aprendizaje serían:

  • Dificultades para entender instrucciones
  • Retraso en el aprendizaje de la lectura y la escritura
  • No recordar cosas que se hayan dicho recientemente
  • Falta de coordinación motriz
  • Hostilidad y oposición sistemática en la escuela
  • Resistencia a la hora de acometer tareas

Principales trastornos del aprendizaje

Dislexia

  • La dislexia es una dificultad específica para coordinar y precisar el reconocimiento de las palabras. Por ejemplo, confundir la “v” con la “b” o leer “murciégalo” en lugar de “murciélago”. No se trata para nada de un problema asociado a la visión, sino que su origen es completamente neurobiológico. La percepción de un niño aquejado de dislexia salta sobre las palabras o las modifica. Esto tiene importantes alteraciones en la adquisición de conocimientos puesto que afecta a la lectura, escritura y habla del niño. Es el trastorno del aprendizaje más común y se calcula que afecta al 10% de la población española. Suele presentarse en edad escolar, alrededor de los 4 a 6 años, aunque pueden identificarse síntomas ya antes de aprender a leer y escribir. En numerosos casos, se corrige antes de los 8 años.

Hiperactividad

  • El trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA) se identifica habitualmente al comienzo de la niñez y suele afectar más a niños que a niñas. Se caracteriza por la incapacidad para mantener la concentración, la impulsividad en el comportamiento y la hiperactividad. Los niños con THDA no logran fijar su atención mucho tiempo, se muestran extremadamente activos y carecen de capacidad de autocontrol. Todo esto afecta a su manera de relacionarse en la escuela y la familia, e incluye perjudicialmente en el aprendizaje. Puede desarrollarse por factores hereditarios y sociales.

Autismo

  • Este trastorno está detrás de problemas sociales, de comunicación y conducta en los niños. Suelen ser niños con dificultades para relacionarse, hablar y jugar, expresar sus deseos o mostrar interés. Puede detectarse antes de los 2 años y no está relacionado con un bajo coeficiente intelectual. A menudo, de hecho, se da en infantes con capacidades más altas que la media en habilidades matemáticas o musicales, especialmente en la variante del Síndrome de Asperger. No obstante, los trastornos del espectro autista afectan de manera importante a la adquisición de conocimientos y el normal desarrollo escolar.

Discalculia

  • Se lo conoce como la “dislexia de los números”. Como aquélla se caracteriza por la dificultad para procesar palabras y letras, ésta implica enormes problemas en los niños para entender conceptos abstractos y matemáticos: no son capaces de entender cantidades, jerarquías de mayor y menor, cálculos simples, estimaciones de tiempo, velocidad y distancia. No se trata de problemas puntuales en el desarrollo sino de anomalías de tipo neurológico que impiden procesar cálculos, al igual que la dislexia no es un problema asociado a la visión sino al cerebro. La discalculia afecta a entre un 3 y un 6% de la población escolar. Es posible identificar algunos signos desde Primaria: el niño utiliza los dedos para contar, se pierden con grandes cifras, tiene problemas para transcribir números, no logra hacer cálculos aproximados y se frustra al acometer tareas matemáticas.
problemas en el aprendizaje niños

Nuestras pruebas diagnósticas y tratamientos

Los expertos pediatras y psicólogos de MipSalud identifican, diagnostican y tratan los problemas de aprendizaje desde una edad temprana.

Historia clínica y psicológica

El estudio y valoración de los antecedentes sirve para clarificar las causas de diversas conductas. Así, es importante conocer la historia clínica tanto de la madre como del niño, para determinar factores del embarazo o la infancia. Del mismo modo, a través de entrevista, se recaba información sobre el contexto en el que ha crecido el niño, en busca de factores que influyan en un desarrollo más lento o inadecuado.

Estudio neuropsicológico

Muchos trastornos del aprendizaje están directamente relacionados con la configuración neuronal. Los test sirven para fijar las capacidades del paciente y describir anomalías en el desarrollo del habla, la escritura, la expresión, la motricidad, etc. A partir del diagnóstico, se buscan soluciones de apoyo y refuerzo que complementen la labor de los maestros en la escuela y de los padres en casa. Entre estos tratamientos, estarían:

 

  • Apoyo y refuerzo en el aprendizaje
  • Seguimiento psicológico del niño
  • Medicamentos para la ansiedad, hiperactividad o déficit de atención
  • Complementos en dieta y ejercicio físico

Dudas frecuentes sobre trastornos de aprendizaje

¿Qué causa los trastornos del aprendizaje?

Cada uno de los trastornos del aprendizaje tiene componentes y desencadenantes propios, algunos de origen puramente neurobiológico, como la dislexia. Sin embargo, los factores socio-ambientales influyen mucho en la aparición de problemas para la adquisición de conocimientos. Los antecedentes familiares y la herencia genética suelen estar detrás de muchos casos, así como problemas asociados al parto: la drogadicción o alcoholismo en las madres puede originar retrasos o mermas en el desarrollo del feto y, posteriormente, el niño. Además, traumas de tipo físico o psicológico se manifiestan en edad escolar. La psicología es extremadamente delicada en los niños y puede delatar problemas previos en las conductas y la relación del pequeño con el aprendizaje.   

¿A partir de qué edad se detectan trastornos de aprendizaje?

Desde que nacemos, estamos adquiriendo nuevas habilidades, desarrollando capacidades y aprendiendo. Por eso, desde muy pequeños, es posible detectar retrasos o dificultades en este proceso. Sin embargo, es ya en edad escolar, al inicio de la formación, cuando se presentan o detectan la mayoría de los casos. Un bajo rendimiento respecto a la media puede delatarlos. Es a los cuatro años aproximadamente cuando se empieza a desarrollar la habilidad lectora y de la escritura, así como las competencias matemáticas, los que hace que sea habitual distinguir si hay problemas como dislexia, discalculia o de tipo conductual y relacional como THDA o autismo.  

¿Qué diferencia hay entre el síndrome de Asperger y el autismo?

El síndrome de Asperger se encuadra dentro de los trastornos del espectro autista. Comparten características, pero también hay diferencias entre un niño con autismo y uno con Asperger. Para empezar, el autismo se puede identificar antes de los 3 años de edad, algo que no sucede con el Asperger, que suele diagnosticarse posteriormente, entre los 2 y los 6 años. Éste último está más relacionado con un coeficiente intelectual superior a la media, mientras que el autismo se da más habitualmente en CI inferiores. Las habilidades motoras y del lenguaje son distintas en cada caso. En cuanto a la expresión, esta se desarrolla más en los niños con Asperger, incluso de manera sorprendente. Son más obsesivos que los niños autistas y presentan frustración por sus relaciones sociales, a diferencia del autista, que busca aislarse.    

¿Está relacionada la dislexia con un bajo coeficiente intelectual?

En absoluto. La dislexia no se relaciona con un bajo coeficiente intelectual como tampoco sucede con un coeficiente por encima de la media. Puede darse en todos los rangos del espectro, ya que no está relacionado con capacidades cognitivas sino con mecanismo neuronales. Así, los niños con dislexia presentan una anomalía para el procesamiento cerebral de imágenes, lo que afecta a su manera de leer y escribir. De igual modo sucede con la discalculia, que tiene que ver con la capacidad de procesar información matemática. Se desconocen sus causas, aunque se ha señalado una importante carga genética.   

Especialistas en trastornos de aprendizaje

Los mejores especialistas de Madrid en trastornos del aprendizaje: dislexia, discalculia, autismo e hiperactividad.

Dra. María Teresa de Santos

Dra. María Teresa de Santos

Neurología Pediátrica y Juvenil

Dr. Emilio Villa

Dr. Emilio Villa

Pediatría

Dra. Pilar Vecina

Dra. Pilar Vecina

Neuropsicóloga

Dra. Mónica Bartuilli Pérez

Dra. Mónica Bartuilli Pérez

Logopeda

“Mi niño no se concentraba en absoluto ni en casa ni en la escuela. En mip me ayudaron a entender qué estaba sucediendo.”

Francisca

“Desde muy pequeño notamos que Kike tenía problemas de movilidad. Nada muy importante, pero en la escuela sí que empezó a estar más retrasado. Estamos trabajando con los especialistas de la clínica para buscar soluciones que lo equipare a los demás niños del cole.”

P.P.

“Un hijo con THDA es un desafío. Yo y mi marido lo sabemos bien. Lo importante es diagnosticarlo cuanto antes. Y en MIPSalud nos ayudaron mucho.”

M.E.E.

Pide Cita