Teléfono: +34 911 123 479

Unidad del Dolor y recuperación funcional

Especialistas en tratamiento del dolor crónico, agudo u oncológico y recuperación funcional de lesiones

¿Tienes una lesión y no te recuperas bien?
¿Sufres de algún dolor crónico?
¿Padeces de artrosis o artritis?
¿Tienes el menisco roto?

¿Te han diagnosticado una hernia discal?
¿Te han diagnosticado Fibromialgia?
¿Tienes inflamación crónica?
¿Padeces fatiga crónica?

¿Te han propuesto como solución la cirugía?

En MipSalud PODEMOS AYUDARTE:

tratamiento de dolor crónico

Dolor agudo

Lesiones, enfermedades o inflamaciones, a veces en fase post-operatoria, pueden provocar un dolor intenso y corto en el tiempo que se puede combatir con tratamientos de choque.

adn-tratamiento-oncologico-biologico

Dolor crónico/neuropático

Se extiende a lo largo del tiempo. Suele ocurrir en dolencias de tipo musculo-esqueléticas y en afecciones de tipo “fantasma” producidas por daños en el sistema nervioso (fibromialgia).

ozonoterapia-en-madrid-centro

Dolor oncológico

Los pacientes con tumores desarrollan dolores crónicos por la destrucción de tejidos y la afección al sistema nervioso debido a la metástasis, lo que obliga a tratamientos continuados.

Pide cita ahora con nuestra Unidad del Dolor en el centro de Madrid

Un especialista en Dolor estudiará tu caso en profundidad para darte una solución a tu problema médico

6 + 2 =

Calle del Conde de Aranda, 15, 28001 Madrid

doctor mipsalud
unidad del dolor

¿Qué es y para qué sirve una unidad del dolor?

El dolor es la consecuencia y/o el síntoma de que algo no va bien en nuestro cuerpo. A través del sistema nervioso, nuestro organismo delata la presencia de alguna enfermedad o disfunción y nos genera esa sensación de malestar con mayor o menor intensidad y duración que conocemos como dolor. La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor lo define como “una experiencia sensitiva y emocional desagradable, asociada a una lesión tisular real o potencial”. No todas las enfermedades producen dolor y no todas las personas lo experimentan de la misma manera. Suele ser la causa principal de consulta médica y mitigar esa sensación es uno de los retos capitales para los profesionales.

En MipSalud contamos con una Unidad del Dolor específica integrada por especialistas de distintas ramas como la Algología, la traumatología, la fisioterapia, la Oncología, la neurología, la medicina de familia y la psicología. La unidad de Dolor está muy orientada al cuidado asistencial de dolencias agudas, crónicas y neuropáticas con el fin de mitigar sus efectos y mejorar la calidad de vida del paciente.

Tipos de dolor que tratamos:

Dolor agudo

El dolor agudo se presenta de manera súbita, dura poco tiempo y es intenso o muy intenso. Se origina por alguna enfermedad, lesión o inflamación que genera esa sensación aguda de padecimiento en diferentes partes del cuerpo. Tras el tratamiento o por su propia cuenta, desaparece.

El control del dolor agudo también es importante en fases de postoperatorio en las que es posible que la intervención genere padecimientos intensos.

Dolor crónico

A diferencia del agudo, el dolor crónico se extiende en el tiempo, con mayor o menor intensidad, condicionando a la larga la vida del paciente, que a menudo necesita tratamiento habitual. Es el que padecen, por ejemplo, personas aquejadas de problemas en las articulaciones como la artrosis y la artritis o con problemas lumbares o de columna. Sus efectos, episódicos y recurrentes, pueden durar semanas, meses y años. Las mujeres suelen presentar mayor afección por dolor crónico que los hombres.

El Dolor Crónico es una situación limitante que en ocasiones se convierte en un problema que puede perturbar la vida e interrumpir las actividades cotidianas si no se trata bien. Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, la cabeza con migrañas y la cefaleas, la espalda con cervicalgias o lumbalgias, las articulaciones (artritis o artrosis) e incluso en las vísceras. Muchas veces va a acompañado de síntomas generales como el cansancio crónico y la fatiga crónica.

En nuestra Unidad del Dolor realizamos un abordaje integral para el tratamiento del dolor crónico. Hemos incorporado terapias de vanguardia como es el uso de factores de crecimiento, la administración de ozono, y terapias selectivas como MSM (metilsulfonilmetano) considerado el antiinflamatorio natural o DMSO (dimethyl sulfoxide) cuya capacidad para pasar a través de las membranas le hacen ser un tratamiento muy eficaz en casos de artritis y lesiones deportivas, de hecho, equipos deportivos y atletas olímpicos han utilizado DMSO para el tratamiento de sus dolencias.

Patologías como la artrosis, la artritis, la degeneración del cartílago y la fibromialgia pueden ser ahora tratadas con una mayor eficacia gracias a las terapias personalizadas que se desarrollan en MipSalud. Todos los tratamientos locales se realizan guiados por ecografía para una mayor seguridad y eficacia. También se utiliza el ecógrafo para conseguir un acceso venoso indoloro.

Dolor neuropático

Dentro de la categoría de dolor crónico existen numerosas dolencias de origen neuropático, es decir, producidas por una alteración en el sistema nervioso que envía señales de dolor “equivocadas” pero que se experimentan como tal por parte del paciente. En este caso se encuadra la fibromialgia, que arroja un dolor musculoesquelético generalizado y una sensación de presión en varios puntos generando una sensación de “me duele todo”. Lo padece hasta un 6% de la población y está vinculado sobre todo a las mujeres.

En el caso de la neuropatía diabética es esta enfermedad crónica que desregula los niveles de azúcar en sangre la que origina el dolor al haber dañado el sistema nervioso. Esto se refleja en hormigueo en las extremidades, alteraciones del ritmo cardíaco o síndromes de atrapamiento de los nervios.

En otras ocasiones son los efectos de un virus lo que siguen replicándose en forma de dolor en nuestro organismo. Es el caso del herpes zóster (o culebrilla) que puede ocasionar una neuralgia postherpética.

Dolor oncológico

El control y el alivio del dolor crónico en los pacientes oncológicos es otra de las principales tareas de la Unidad del Dolor. Estos pacientes presentan características especiales que afectan a su vida diaria y obligan a establecer tratamientos rutinarios debido a su larga lucha contra el tumor en sus distintas fases. La metástasis genera una destrucción de tejidos y afecta a su vez al sistema nervioso, provocando dolencias de tipo nociceptivo y neuropático.

¿Cómo funciona nuestra Unidad del Dolor?

Un especialista en Dolor estudiará tu caso en profundidad para darte una solución a tu problema médico.

Te citamos en la consulta para realizar un examen físico y una exploración detallada con ayuda de un Ecógrafo.

Trabajamos directamente con nuestros expertos en Fisioterapia para que la valoración médica sea lo más completa posible

A continuación, te ofreceremos la mejor terapia para resolver tu caso. Nuestros tratamientos son integrales, es decir abordamos el dolor desde diferentes puntos de vista con tratamientos innovadores y novedosos.

¿Qué patologías tratamos?

  • Dolor cervical: cervicobraquialgia
  • Dolor dorsal: dorsalgia
  • Dolor Lumbar: ciatalgia
  • Estenosis de canal
  • Hernias de disco
  • Dolor de Rodilla
  • Dolor de Cadera
  • Síndrome Piramidal
  • Fascitis Plantar
  • Dolor de Hombro
  • Cefaleas
  • Síndromes miofasciales: puntos gatillo
  • Lesiones musculares
  • Dolor neuropático
  • Dolor oncológico
  • Artrosis y artritis
  • Lesiones musculares

Técnicas y procedimientos

  • Bloqueo epidural
  • Bloqueo caudal
  • Infiltración de articulaciones
  • Bloqueo del Nervio occipital
  • Infiltración puntos gatillo
  • Infiltración de la fascia plantar
  • Bloqueos periféricos Técnicas y Procedimientos
  • Administración de células madre
  • Empleo de exosomas
  • Terapia Neural
  • Proloterapia
  • Uso de ozonoterapia

Nuestros tratamientos

Terapia con células madre

  • Bajo sedación o anestesia local, la médula ósea se aspira (extrae) de la articulación sacroilíaca de la pelvis haciendo una pequeña incisión e insertando una aguja hueca a través del hueso y en la médula. Se utiliza una jeringa para extraer la médula ósea líquida.

    El aspirado de médula ósea contiene una mezcla de células madre mesenquimales y otras células progenitoras beneficiosas y citocinas (factores de crecimiento).

    En nuestra Unidad del Dolor utilizamos varios protocolos de filtración y centrifugación para aumentar la concentración de células madre mesenquimales y proporcionar un entorno eficaz para la curación y la regeneración. Una vez obtenido, se inyecta en la articulación afectada.

    La duración del procedimiento es de aproximadamente 45 minutos, y el tiempo de recuperación es relativamente corto debido a la naturaleza mínimamente invasiva del procedimiento.

    El procedimiento es simple, relativamente indoloro y evita la necesidad de hospitalización, ya que no hay complicaciones ni efectos adversos.

Terapia con exosomas

  • Los exosomas son nanopartículas de origen celular que desempeñan un papel fundamental en la comunicación entre células y participan en una amplia gama de procesos fisiológicos. Desempeñan un papel importante en la transferencia de proteínas, ARNm, miARN y otras moléculas bioactivas entre células y regulan la expresión génica en las células receptoras, influyendo así en diversas vías moleculares.

    Los exosomas, al ser producidos principalmente por las células madres, han sido ideados como tratamiento regenerativo de tejido y tienen una gran eficacia en la inflamación crónica.

    Al aplicar los exosomas directamente en una herida o tejido deteriorado, se mejorará la comunicación entre las células afectadas. Los exosomas enviarán proteínas que ayudarán a las células a regularse y reparar el tejido afectado.

    Los exosomas se consideran una de las terapias regenerativas más efectivas en la actualidad.

Terapia Neural

  • Esta terapia implica que se inyecte un anestésico local en ciertos lugares del cuerpo en un intento de tratar el dolor crónico y las enfermedades. Estas áreas con frecuencia involucran áreas de trauma y cicatrices anteriores.

    La terapia neural es un método de tratamiento para el dolor y las enfermedades crónicas. Implica la inyección de anestésicos locales en ganglios autónomos, nervios periféricos, cicatrices, glándulas, puntos de activación y otros tejidos.

    Se cree que actúa a través de la normalización de la disfunción del sistema nervioso relacionada con la enfermedad.

    En algunos países como Alemania, se ha convertido en una de las modalidades más utilizadas en el tratamiento del dolor crónico y las enfermedades intratables.

    La terapia neural funciona corrigiendo las disfunciones del sistema nervioso autónomo. El tratamiento de la terapia neural podría considerarse como un «reinicio autónomo”.

    En definitiva, la terapia neural es un método de tratamiento para el dolor crónico indoloro y con muy buenos resultados.

Proloterapia

  • La proloterapia es se recomienda para reparar articulaciones, músculos, tendones, ligamentos y nervios dolorosos o lesionados. Cuando estos tejidos se lesionan o dañan, la disminución del flujo sanguíneo hace que estas estructuras degeneren…

    Con el uso de la proloterapia, es posible reparar los tejidos inyectando sustancias (a menudo alcoholes de azúcar) en el área lesionada. La respuesta es un aumento del flujo sanguíneo a la zona para permitir que los tejidos lesionados o dañados se curen, ya que tiene las células integrales y los factores de crecimiento para estimular la curación.

    En definitiva, la proloterapia hace que tu cuerpo se cure de forma natural, produciendo nuevo colágeno que repara y fortalece el tejido conectivo dañado. Una vez que se repara el tejido del tendón o del ligamento, las articulaciones se vuelven estables de nuevo y el dolor se resuelve.

    Puede tardar varias semanas en ver los resultados óptimos. También es posible que necesite múltiples tratamientos para lograr sus objetivos de alivio del dolor en las articulaciones. Sin embargo, este procedimiento es muy seguro y es prácticamente indoloro.

Arthrosamid

  • Somos el primer centro en España tratando con eficacia la degeneración del cartílago de la rodilla sin cirugía en nuestra Unidad del Dolor.

    Tu artrosis ahora puede tratarse de manera efectiva con una simple inyección.

    El tratamiento proporciona un alivio efectivo del dolor asociado con la osteoartritis de rodilla. La osteoartritis generalmente ocurre cuando el cartílago (el que amortigua los extremos del hueso en las articulaciones) se deteriora gradualmente.

    Arthrosamid® cuando se inyecta en la rodilla, amortigua la articulación de una manera diferente en comparación con las inyecciones estándar y reduce el dolor. Funciona en la sinovial y reduce la inflamación, proporcionando un alivio seguro y sostenido, todo solamente con una sola inyección.

tratamiento del dolor crónico articulaciones espalda

Farmacológico

  • La administración de medicamentos es una de las principales armas en el tratamiento del dolor: antiinflamatorios, opiáceos, analgésicos. Con ellos se busca mitigar la sensación de padecimiento agudo y procurar alivio a los enfermos crónicos. 

    Infiltraciones

    • Las técnicas infiltrativas son especialmente interesantes en casos de dolores musculares y esqueléticos. Por ejemplo, cadera, lumbares, rodilla… Tienen efectos analgésicos en tejidos, articulaciones y músculos, sobre todo en esos pacientes en el que el dolor está muy localizado. El ácido hialurónico también se usa para mitigar dolores de este tipo.

      Las técnicas infiltrativas perineurales se aplican en las capas de tejido que recubren las fibras nerviosas para calmar el dolor, mientras que las infiltraciones articulares buscan las articulaciones o los tejidos blandos que lo recubren en busca de aliviar inflamaciones. Estas últimas se usan especialmente en casos de origen reumático (artritis) o traumático (tendinitis, atrapamiento nervioso…).

      Finalmente, las infiltraciones interfasciales se ejercen con punciones en las capas musculares para bloquear un grupo nervioso. Se aplica especialmente en casos de dolor lumbar agudo.

    Radiofrecuencia

    • En dolores articulares se usa también la neurotomía por radiofrecuencia para procurar alivio sintomático mediante la aplicación de calor. Es una técnica no invasiva que se realiza con aguja aislante y corriente eléctrica. 

    Neuroestimulación

    • Con la estimulación medular eléctrica se busca bloquear las señales de dolor modulando los impulsos nerviosos con electrodos. Esta indicado para pacientes crónicos con neuropatías.

    Catéteres y bombas de infusión

    • Estas técnicas están diseñadas especialmente para el dolor crónico. Los catéteres aplican una perfusión continua de anestésico en la zona a tratar, ya sea por dolor postoperatorio o en otros casos por dolencias crónicas en pacientes oncológicos. Esta aplicación se lleva a cabo mediante el uso de una bomba de infusión que monitoriza la administración de medicamentos a través del catéter.

    Recuperación funcional en lesiones deportivas

    • Las lesiones deportivas pueden ser en ocasiones un problema para el deportista. En MipSalud aplicamos tratamientos integrales que permiten acelerar la recuperación funcional para una vuelta rápida a la actividad deportiva. Asimismo, si has tenido una lesión y no consigues recuperarte en MIP-Salud, estudiamos tu caso para darte una solución. Empleamos tratamientos innovadores para conseguir una recuperación funcional de esa lesión que no mejora y que te impide volver a realizar tu actividad deportiva.

      Terapias alternativas

      • Además de todas estas técnicas, existen numerosas pautas y procedimientos en busca de una mejora en la sensación de malestar del paciente. Estas incluyen técnicas de fisioterapia o vinculadas a los masajes y la relajación como la maderoterapia.

      Preguntas frecuentes sobre el dolor

      ¿Tienen las mujeres el umbral del dolor más alto que los hombres?

      El dolor es una percepción subjetiva en base generalmente a dolencias reales, aunque también existe dolor psicológico y de índole psiquiátrica. Por tanto, no hay dos personas que experimenten el dolor de la misma manera y con la misma intensidad y en ello influyen factores de todo tipo como los socio-culturales, fisiológicos o ligados a experiencias previas. Suele decirse a nivel popular que la mujer tiene un umbral de dolor más alto que el hombre, pero los estudios realizados al respecto revelan que ellas lo padecen más y tienen menos tolerancia al dolor. Con todo, no deja de ser una percepción muy individual.

      ¿Qué factores y enfermedades pueden causar neuropatías?

      Las neuropatías periféricas se originan fuera del sistema nervioso central (cerebro y medula espinal) y ocasionan daños en extremidades o funciones como la digestión, la orina o la circulación. Enfermedades crónicas como la diabetes pueden originarlos, así como infecciones y trastornos autoinmunitarios. Algunos factores de riesgo asociados son el consumo excesivo de alcohol o tener niveles bajos de vitamina B. Existen también causas hereditarias y metabólicas. Un estilo de vida saludable contribuye a evitar el desarrollo de enfermedades que desemboquen en neuropatías.

      ¿Qué origina la fibromialgia?

      La fibromialgia es una dolencia de tipo neuropático a la que se viene prestando atención desde tiempos más recientes, aunque ya en el siglo XIX se describieron sus efectos principales. En algunos países puede ser causa de incapacidad permanente absoluta y el 90% de los casos se producen en mujeres. No se ha llegado a determinar con certeza el origen de esta dolencia, pero sí se sabe que se debe a un procesamiento erróneo del dolor por parte del sistema nervioso que aumenta la sensibilidad ante estos estímulos desagradables. Cambios en el cerebro y la médula espinal por un “aprendizaje” errado en este procesamiento del dolor pueden estar detrás de que finalmente se desarrolle fibromialgia.

      ¿Qué es el «dolor total» en pacientes oncológicos?

      La presencia de un cáncer o tumor con riesgo de metástasis incrementa exponencialmente las posibilidades de experimentar dolor, fatiga, malestar y debilidad. En fases terminales se produce lo que se conoce como “dolor total” y que influye de manera determinante en la calidad de vida y empeora el pronóstico. Son afecciones de tipo físico, somático y visceral que requieren de continuos tratamientos paliativos y una especial atención y dedicación por parte de profesionales y familiares para que la experiencia del dolor sea lo menos traumática posible.

      Doctores especialistas en tratamiento del dolor

      Los mejores profesionales en el tratamiento de dolores crónicos, oncológicos y agudos

      Dr. Alberto Hernández

      Dr. Alberto Hernández

      Responsable de Unidad del dolor

      “La diabetes me ha traído muchos problemas, entre ellos dolores en las piernas que me tengo que tratar. Gracias a los médicos de la clínica por su profesionalidad.”

      Anónimo.

      “No se puede explicar lo que es vivir con dolor constante, día tras días, hay que vivirlo para saberlo, por eso es importante un trato cercano y mucha empatía.”

      Melinda F.

      “Cuando un paciente llega con ansiedad y tristeza por problemas que desconoce, se agradece una palabra amiga y una ayuda ante todo profesional. Diez de diez.”

      Q.U.

      Pide Cita