A la hora de dejar de fumar, los pacientes se preguntan cuál será la mejor opción. Desde nuestra unidad de Medicina de Familia y Comunitaria, la doctora Gema Aparicio Jabalquinto, asegura que “cada persona necesita un tratamiento individualizado” en lo que a deshabituación tabáquica se refiere.

Por eso es importante el papel del médico en estos casos, ya que evalúa el grado de dependencia, los hábitos de consumo, el grado del mismo y otros factores como a forma de vida. “En función de todo esto y teniendo en cuenta las limitaciones y posibilidades de cada paciente, se elige el tratamiento más adecuado”, afirma la dra. Aparicio.

[dt_fancy_title title=”“Cada paciente necesita un tratamiento individual y un seguimiento personalizado“” title_size=”h3″]

Según nuestra profesional, “existen muchos caminos” para dejar de fumar. Lo importante es “saber identificar la vía más adecuada y ayudar al paciente a seguirla”. Estos caminos pueden ir desde los cambios de hábitos a las terapias alternativas pasando por la medicación, siempre con la prescripción del médico.

[dt_fancy_title title=”LAS FASES DEL FUMADOR” title_align=”left” title_size=”h2″ title_color=”custom” separator_style=”disabled” custom_title_color=”#0c0c0c”]

La doctora nos habla sobre las fases que un fumador experimenta durante su vida. Son tres y son la precontemplativa, la contemplativa y la de la acción.

En la fase precontemplativa “el paciente ni siquiera se plantea dejar el hábito”. Según Aparicio, “hay gente que se pasa toda la vida en esta fase”. Esto no significa que el paciente no sepa de los efectos nocivos del tabaco, simplemente que “no piensa en dejarlo”.

La fase contemplativa es la más importante en la toma de decisiones. El paciente con hábito está expectante y presta atención a lo que pasa a su alrededor. “Por ejemplo, a un conocido suyo le detectan un cáncer de pulmón, o un familiar sufre un infarto. En este momento, al estar más receptivo, empieza a plantearse la posibilidad de dejarlo”, cuenta la médica.

[dt_fancy_title title=”“Quién lo ha intentado una vez, sigue intentándolo hasta que lo deja”” title_size=”h3″ separator_style=”disabled”]

A la fase de acción se llega directamente desde la anterior, es la fase en la que “tomas cartas en el asunto y decides dejar de fumar”. La doctora asegura que es muy difícil que, si un paciente llega a la fase de acción, aunque recaiga, vuelva a la primera fase, la precontemplativa. “Quién lo ha intentado una vez, sigue intentándolo hasta que lo deja”, comenta ella.

Justo en esta fase, y teniendo en cuenta los perfiles de cada paciente, es cuando la figura del médico cobra mayor importancia. “Estamos para reforzar la decisión del paciente y acompañarle durante su deshabituación”, dice la dra. Aparicio, “una cosa fundamental por la que el médico es muy necesario es, precisamente, el seguimiento de todo el proceso”.

[dt_fancy_title title=”“El médico está para reforzar la decisión del paciente y acompañarle durante su deshabituación”” title_size=”h3″]

¿Quieres saber más sobre nuestras consultas de Tabaquismo?

Nuestros profesionales pueden ayudarte a dejar de fumar

Coronavirus

Permaneceremos cerrados durante el estado de alarma por Coronavirus

Pide Cita