Los problemas al viajar con enfermedades crónicas

Con este tipo de viajeros es conveniente llevar en el equipaje de mano un informe médico completo sobre la enfermedad y los tratamientos que está realizando. Además, es importante llevar los medicamentos en los envases originales para contar con toda la información necesaria al viajar con enfermedades crónicas. En relación a la cantidad de medicación que debe llevar, lo más recomendable es repartir el doble de la medicación necesaria entre la maleta de mano y la facturada.

En caso de que el viajero tenga prótesis, marcapasos o necesita tratamientos con opioides, psicótropos, jeringuillas o cualquier medicación que pueda ser conflictiva debe llevar un informe en inglés o francés explicativo.

Lo mejor para viajar con enfermedades crónicas más seguros es conocer el sistema sanitario del país que se va a visitar, además de asegurarse de que su seguro de viaje cubre todos los posibles procedimientos que pueda necesitar durante su viaje.

precauciones al viajar con enfermedades cronicas

Algunas personas con problemas al viajar con enfermedades crónicas son:

  1. Viajeros diabéticos:

Una de las cosas más importantes es conocer las medidas de mantenimiento de la insulina, evitar la exposición al calor o al frio extremo. El los viajes que suponen un desfase horario de más de 4 horas debe hacerse un ajuste de insulina el primer día de viaje:

  • Viajar hacia el oeste: debe añadir una comida adicional y ¼ de la dosis diaria de insulina rápida*.
  • Viajar hacia el oeste: requerirá ¾ partes de la insulina total diaria semilenta*.

Es recomendable llevar algo de comida o bebida por si sufre hipoglucemia.

  1. Viajeros con enfermedades respiratorias:

Si padece EPOC se desaconseja que viaje a zonas de más de 2000 m de altitud, por posibles agravamientos de la hipoxia. Lo mejor es llevar antibióticos por si aparece una reagudización de la enfermedad.

En pacientes con oxigenoterapia crónica domiciliaria no deben alejarse de la capital o de algún centro donde puedan ser atendidos en caso de complicación.

El asma es uno de los problemas respiratorios más comunes, y con él es necesario poner especial cuidado en los lugares cerrados y con los potenciales alergenos.

  1. Viajar con enfermedades crónicas cardiacas:

Evitar viajar a zonas de más de 2000m de altitud, por posibles agravamientos de la insuficiencia cardíaca.

Los problemas cardiovasculares son los que mayor mortalidad acarrean en los vuelos internacionales. La OMS recomienda no viajar en avión con problemas cardiovasculares agudos como arritmias, IAM o hipertensión mal controlada.

Es aconsejable llevar un informe con el último electrocardiograma y las indicaciones de su médico.

Si padece alguna enfermedad distinta a las anteriormente mencionadas, se recomienda contactar con el especialista en cuestión o con su médico de cabecera.

 

Pide Cita