La gastrectomía vertical, también llamada gastrectomía tubular, manga gástrica o por su término en ingles Sleeve gástrico, es una técnica que se realiza mediante cirugía de mínima invasión o laparoscopia. Como resultado se disminuye el riesgo de complicaciones, así como el tiempo de recuperación consiguiendo una pérdida de peso considerable y mantenida. El tiempo promedio de la cirugía es de dos horas y permite una reincorporación a las actividades normales en siete días aproximadamente.

gastrectomia vertical madrid mipsalud

En ella se retira una gran parte del estómago (80% aproximadamente) para limitar la cantidad de alimento que le cabe. Con el estómago reducido de tamaño y en forma de tubo alargado y delgado, la persona se siente satisfecha después de ingerir poca cantidad de alimentos y además pierde el impulso a seguir comiendo. Es una técnica puramente restrictiva, aunque al retirar una parte importante del estómago, baja la producción de Grelina, una hormona que estimula el ansia por comer, mejorando el confort y el resultado de la operación a medio plazo.

Diversos estudios demuestran a día de hoy una pérdida en el exceso de peso con dicha técnica de entre 50% y 70% en el primer año tras la cirugía.

¿Qué personas se podrían beneficiar de una Gastrectomía vertical?

Mujeres y hombres con obesidad o un IMC mayor a 35, asociado a otras enfermedades (diabetes, hipertensión, artrosis, entre otras).

Personas con obesidad o un IMC mayor a 40.

Pacientes con obesidad que por decisión propia no quieran realizarse otros procedimientos quirúrgicos qué alteren la anatomía digestiva.

Mujeres y hombres con obesidad en quienes otros procedimientos quirúrgicos se encuentren contraindicados por alto riesgo.

Pacientes con antecedentes de ciertos tipos de cirugía abdominal (resecciones intestinales).

¿Qué ventajas tiene la Gastrectomía vertical?

El procedimiento se realiza con incisiones mínimas dejando cicatrices muy pequeñas.

La cirugía es realizada con una técnica mínimamente invasiva que permite una reducción en el tiempo de hospitalización y recuperación más rápida.

En esta intervención el proceso digestivo no se altera y por lo tanto, las deficiencias de vitaminas y nutricionales son muy raras.

Se ha observado una significativa pérdida de peso así como mejoras importantes en la salud y un mejor control o remisión de otras enfermedades como diabetes, hipertensión, artrosis y colesterol alto, entre otras.

 

Realiza tu consulta sin compromiso aquí.